El ser humano recurre al arte desde tiempos inmemoriales para expresar sus ideas, sentimientos, emociones y visión del mundo, transmitir hechos históricos o hacer objetos con fines estéticos.

Álava dispone de una red de museos con colecciones de arte contemporáneo y clásico, así como instituciones singulares donde el visitante se relaciona e interactúa directamente con el artista.