Lagares rupestres - Álava Turismo

Rioja Alavesa, hoy más que nunca, es sinónimo viñedos, bodegas y vino de calidad. Esta bebida ha desempeñado un papel destacado en la cultura de los pueblos mediterráneos, aunque fueron los romanos quienes la convirtieron en un producto de consumo ordinario junto con otros productos como el aceite. El Lagar es el lugar donde se pisaba la uva y se prensaba la aceituna para obtener su jugo.

Los lagares rupestres se encuentran repartidos por el entorno natural, entre viñas, sobre bancales de roca arenisca que afloran del suelo de la tierra dos o tres metros de altura, generalmente, con algún caso a ras de suelo. Esta situación ha contribuido notablemente a su conservación hasta nuestros días, aunque las roturaciones masivas de los últimos años ocasionaron la destrucción y desaparición de algunos.

El lagar es una estructura generalmente poco conocida y muy simple relacionada con las formas más arcaicas de elaboración de vinos.

A Destacar. Son el origen de la elaboración del vino.

Los lagares no sólo constituyen un patrimonio histórico de primer orden, dado su antigüedad, sino que aluden también a temas esenciales tales como la ocupación del territorio, las actividades económicas, la ordenación geopolítica o la organización social en el génesis y desarrollo del feudalismo.

Rioja Alavesa, en su parte este, concretamente en la localidad de Labastida, conserva 12 lagares rupestres visitables dedicados al pisado de la uva: Atxalde, Fonsagrada, Iscorta, La Torera, Las Piletas, Los Arenales, Marrate Monte Buena Norte (siendo este el mejor conservado y más accesible), Monte Buena Sur, Mugazabal, San Cristóbal y Santurnia.

Más Información

Abierto todo el año

Mapa de Localización de los Lagares

Localización

Enlaces

En la página web de Labastida existen enlaces a cada uno de los lagares. Cada lagar cuenta con una especie de ficha técnica con las características de la mismo, cronología, etc.

Lagares rupestres

Galería multimedia