Catedral de Santa María - Álava Turismo

La Catedral de Santa María, conocida popularmente como ‘Catedral Vieja’, es una de las joyas del patrimonio histórico-artístico de Vitoria-Gasteiz, Álava y Euskadi por su valor intrínseco como monumento, ser fuente de valiosa información sobre el nacimiento y evolución de la ciudad durante los últimos 700 años, y su original y premiado programa de visitas.

Se encuentra situada en la parte más alta de la colina sobre la que se asentó la primitiva ciudad, fundada en 1181 sobre la antigua aldea de Gasteiz, con el nombre de Nova Victoria, por el rey Sancho VI de Navarra, ‘Sancho el Sabio’, y que da origen a la urbe actual. Adquirió la categoría de catedral en 1862 con el nacimiento de la diócesis de Vitoria.

Es conocida por los vitorianos como la ‘Catedral Vieja’ para distinguirla de la ‘Catedral Nueva’, dedicada a la Inmaculada Concepción de María y construida en el siglo XX en estilo neogótico.

El templo, de estilo gótico, está construido sobre una iglesia fortaleza inacabada que formaba parte del sistema defensivo medieval concebido por el rey castellano Alfonso VIII a comienzos del siglo XIII para proteger un enclave que estaba ganando peso por el crecimiento de su población y su situación estratégica.

Alfonso VIII procedió al mejor cerramiento del perímetro urbano por el norte, poniendo en marcha una iniciativa que sorprende por su ambición: la construcción de una gran iglesia que cumpliera un doble objetivo: mejorar la defensa de la ciudad y crear un templo que, por sus dimensiones, respondiera al ambicioso proyecto urbano emprendido.

La nueva iglesia, caracterizada por unos muros de gran espesor, cumplió básicamente funciones de defensa, a modo de gran muralla que articulaba el urbanismo de la ciudad por su extremo norte. Lo más increíble, quizá, es que esta primitiva construcción se conserva al exterior, casi íntegramente, hasta una altura de 20 metros en algunos casos.

La obra iniciada por Alfonso VIII sufrirá un radical cambio de proyecto en tiempos de Alfonso X (1252-1284). Este segundo proyecto, gótico ya, se ejecutará sobre el anterior en dos grandes fases y durante un largo periodo que transcurrirá desde el tercer cuarto del siglo XIII hasta finales de la centuria siguiente.

Estas dos grandes fases son las responsables de la fisonomía actual del templo en su interior.

Santa María, una simple parroquia hasta entonces, se convirtió en 1498 en Iglesia Colegial a través de una operación llevada a cabo por la oligarquía vitoriana para prestigiar su ciudad. Este acontecimiento histórico explica y justifica el proceso de engrandecimiento y embellecimiento que se llevará a cabo a fines del siglo XV y durante toda la centuria siguiente.

La actividad constructiva, fundamentalmente durante el siglo XVI, es frenética: se construyen la torre, el coro, las capillas de San Juan, de la Inmaculada Concepción, Altar del Cristo, San Roque, San Marcos, de los Reyes, San Bartolomé, San José, San Prudencio, de la Piedad, magníficos sepulcros como los de los Ortiz de Caicedo, don Cristóbal Martínez de Alegría, etc.

Los cambios continuaron, ya a ritmo menor, en los siglos posteriores para dar lugar al edificio que hoy conocemos.

Restauración

El proceso de embellecimiento de finales del siglo XV y del siglo XVI es responsable en gran medida de los problemas estructurales que aquejaron al templo. Estos problemas se intentaron solucionar en los años sesenta del siglo XX mediante un proyecto de restauración que, lejos de conseguir el objetivo perseguido, los agravó.

Los síntomas a principios de los noventa eran evidentes en forma de desprendimiento de cascotes, los agrietamientos existentes en las bóvedas de la nave principal y el crucero, y la degradación de amplias zonas de su fábrica ante la insuficiencia de las labores de mantenimiento y conservación llevadas a cabo a partir de aquella última restauración.

Expertos estudiaron su estado y concluyeron que Santa María sufría un lento proceso evolutivo de ruina parcial y que, por lo tanto, existía un riesgo cierto para la seguridad de las personas. Las instituciones procedieron así a la clausura al público del templo en el año 1994, e impulsaron su restauración integral.

La Fundación Catedral Santa María, liderada por la Diputación Foral de Álava junto con el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y el Obispado de Vitoria, emprendió en el año 2000 un ambicioso proyecto de restauración para poner remedio a sus seculares problemas de sustentación y deformación. Este trabajo continúa hoy todavía.

Este proceso de recuperación incluye desde su inicio la original propuesta de abrirse al público a través de un programa de visitas singular, bajo el título de ‘Abierto por obras’, que cuenta con el reconocimiento nacional e internacional --Premio Europa Nostra en 2002-- y ha seducido e inspirado a escritores como Paulo Coelho o Ken Follet.

Abierto por obras

Abierto por obras

Este es el nombre que resume el espíritu de las visitas guiadas a la Catedral de Santa María, ya que el recorrido por el templo se convierte en una visita de obra, con casco incluido pero con las correspondientes medidas de seguridad, que no deja de deparar sorpresas por tratarse de un proyecto vivo y abierto que cambia día a día.

La ‘Catedral Vieja’ es hoy más que un templo para convertirse en un espacio temático en materia de historia, arquitectura, arqueología, cultura y arte, con el atractivo de que los contenidos cambian conforme avanzan las investigaciones. En este edificio se pueden seguir las obras de restauración de un templo debilitado por seculares problemas de sustentación y deformación.

Los visitantes son testigos de todo este proceso gracias a un programa único por su enfoque y sus contenidos. No sólo pueden contemplar los trabajos en curso, sino que además participan de una experiencia emocional e intelectual diferente, en la que se percibe que un edificio histórico, además de sus otros valores, es también un documento susceptible de poder ser leído y entendido.

Estas visitas se caracterizan por la atención personalizada que se presta, la solvencia de la explicación histórica, la descripción detallada de los problemas y las soluciones restauradoras.

El itinerario permite apreciar el edificio en su totalidad desde la zona de cimentación hasta la torre. La visita permite recorrer también el paso de ronda exterior de la muralla y el triforio para, finalmente, apreciar la restauración del pórtico de la Catedral y deleitarse con la extraordinaria calidad de la labra de los tímpanos de una de las mejores portadas del siglo XIV de toda la península.

Más información

Se pueden realizar dos tipos de visitas, Catedral y Catedral+Torre, con una duración de 60 minutos y 75 minutos, respectivamente.

La visita requiere de reserva previa que puede efectuarse en el teléfono 945 255 135 o en la web de la Fundación Catedral Santa María

Fundación Catedral Santa María
Plaza de Burullería (lateral Catedral)
Vitoria - Gasteiz
Teléfono de contacto
De Lunes a Domingo
De 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas.
Reserva de visitas guiadas

Localización

Plaza Santa María, s/n. - 01001 Vitoria-Gasteiz

Enlaces

Fundación Catedral Santa María

Reserva de Visitas

Visita virtual a la Catedral de Santa María

Vídeo de la visita

Galería multimedia