CON FRECUENCIA, LAS PEQUEÑAS HISTORIAS ENCIERRAN GRANDES ENSEÑANZAS. Y LA RUTA DE LAS INTRAHISTORIAS OFRECE, A CADA PASO, LECCIONES DE LA VIDA COTIDIANA QUE TE SORPRENDERÁN. AÑANA, MONTAÑA ALAVESA Y LAGUARDIA-RIOJA ALAVESA TE ESPERAN EN UN VIAJE INTERIOR TRUFADO DE ESCENARIOS HISTÓRICOS Y NATURALES DE PRIMER ORDEN EN EL QUE VIVIRÁS EXPERIENCIAS MUY ÍNTIMAS.

La ruta de Las Intrahistorias se adentra en Álava por un territorio que respira magia por los cuatro costados. En la Cuadrilla de Añana los contrastes se convierten en una maravillosa rutina. Dirígete al Jardín Botánico de Santa Catalina (1) , situado en la localidad de Trespuentes. El paso del tiempo y su arrebatada naturaleza, con casi mil especies autóctonas y de los cinco continentes, han ido ocultando las ruinas del antiguo Monasterio de Santa Catalina. Este inusual escenario, en pleno corazón de la Sierra de Badaya, es además Parque Estelar “Starlight”. Tómate tu tiempo para disfrutar de su caprichosa naturaleza y la observación astronómica.
Tras una experiencia sutil y evocadora, dirígete al Yacimiento Arqueológico de Iruña Veleia (2) , de Iruña de Oca. Calificado como uno de los bienes culturales más importantes del País Vasco, su origen se remonta a fines de la Edad de Bronce. Durante el paseo, revivirás los usos y costumbres de sus moradores del Siglo III y evidencias de épocas anteriores. Sin duda, una lección de vida que quedará grabada en tu memoria.
Llegada la noche, la oferta de restauración y alojamientos de Añana te ayudará a procesar las emociones vividas.

A la mañana siguiente, te esperan más emociones sugestivas en la Cuadrilla de Montaña Alavesa. Allí, conocerás la singular Villa Medieval y el Museo Etnográfico al aire libre de Peñacerrada (3) . Perderse en las calles de “Urizaharra” es hacerlo en un universo de otra era. Vívelo entre los restos de sus murallas, el Portal del Sur y Paseo de Ronda, el molino o la Iglesia de la Asunción, con portada románica del XII y retablo plateresco del XVI.
De vuelta a la época actual, puedes reponer fuerzas y sensaciones más terrenales en los establecimientos hosteleros de Peñacerrada o Lagrán.
Precisamente, en Lagrán se encuentra nuestro siguiente hito de la Ruta. El Centro de Interpretación La Traviesa - GR 38 Ruta del vino y el pescado (4) es un ejemplo de encuentro amable entre la naturaleza y las nuevas tecnologías. Y además, se trata de una de las puertas de entrada natural al GR38 Ruta del Vino y el Pescado que discurre por antiguos caminos de arrieros entre la Rioja Alavesa y los puertos del Cantábrico. Este sendero es el mejor bálsamo para desconectar de la rutina y olvidarte del estrés. Al dejar La Traviesa, disfrutando del contraste de paisajes, nuestra Ruta te conducirá a la villa de Laguardia, situada en la Cuadrilla de Laguardia-Rioja Alavesa. Un lugar perfecto, reconocido entre ‘Los Pueblos más Bonitos de España’, para hacer noche y conjugar todo tipo de placeres enogastronómicos.

A la mañana siguiente, durante el paseo por esta preciosa villa te aguardan sorpresas a cada paso. En la parte baja de su coqueto núcleo amurallado se encuentra el Estanque Celtibérico de Laguardia (5) . El azar, durante una intervención arqueológica, sacó a la luz los restos de un estanque de más de 2.100 años de antigüedad. Su Centro de Interpretación acoge una galería museográfica donde sumergirte en la historia de la villa, íntimamente ligada al agua. Tu segunda cita histórica de la mañana te espera en la parte alta de la colina, junto a la Iglesia de Santa Mª de los Reyes. Desde lo alto de la Torre Abacial (6) dominarás Rioja Alavesa. Se dice que en la línea del horizonte se encuentra respuesta a los enigmas que esta torre-castillo esconde en sus muros de planta cuadrada. Antes de despedirte de nosotros tendrás tiempo para descubrir alguna de las joyas más desconocidas de Rioja Alavesa, los Trujales de Lanciego, Moreda y Oyón. Así mismo, los Lagares Rupestres (7) son una visita obligada para entender hasta qué punto el vino forma parte de nuestra cultura. En Labastida, al este de Rioja Alavesa, existen doce lagares visitables donde evadirte en una visita entre el ritual y la historia del vino. El lagar conocido como Monte Buena Norte, el mejor conservado y más accesible, puede ser la rúbrica a unas jornadas memorables.

Pasados unos días, rememorando los buenos momentos vividos, oirás la llamada. Esa voz interior que te traerá de nuevo entre nosotros. Hasta pronto.

Jardín botánico de Santa Catalina en Trespuentes
Yacimiento Arqueológico de Iruña Veleia
Villa Medieval y Museo Etnográfico al aire libre de Peñacerrada
El Centro de Interpretación La Traviesa - GR 38 Ruta del vino y el pescado
Estanque celtibérico de Laguardia
Torre Abacial en Laguardia
Lagares rupestres
Lagunas del biotopo de Laguardia