megabanner blog

izki

¿Necesitas un plan en Álava?

Asset Publisher

01-06-2021
ARABAKO PLAZETAN
ARABAKO PLAZETAN

La segunda edición del “Arabako plazetan”, Circuito de artes de calle de Álava ha programado 33 espectáculos de teatro, clown, danza y circo, por otros tantos municipios del Territorio, con la actuación de 21 compañías desde mayo hasta septiembre.

El mismo, está coorganizado por el Departamento de Cultura y Deporte de la Diputación Foral, por cada Ayuntamiento, y por Artekale, la Asociación de Artes de Calle del País Vasco, asociación de profesionales de las artes escénicas.

Artekale nació en 2004 con el propósito de valorizar, promover y difundir las artes de calle en el territorio vasco. Tiene un carácter peculiar y único, ya que en ella confluyen diferentes profesionales del sector: artistas, festivales y distribuidoras. Todos con el objetivo de dignificar el arte de calle.

Entre los objetivos de este programa está difundir y promocionar las artes escénicas en el Territorio atendiendo y provocando nuevas demandas, hacer llegar la oferta de espectáculos de artes de calle a todas las localidades y fomentar la creación local en el ámbito de las artes escénicas abriendo oportunidades de exhibición a las compañías alavesas.

Este año hay una novedad importante, y es que el Circuito pasa a tener nombre propio: “Arabako Plazetan”, para lo que se ha diseñado una imagen que acompañará al mismo en los próximos años. La imagen y el cartel de esta edición 2021 están creados por el equipo “Anuska graphic” una compañía kilómetro cero de Vitoria-Gasteiz.

 

Ver información >

Ver más
25-02-2022
Carnavales rurales en Álava
Carnavales rurales en Álava

Hoy en día apenas quedan carnavales rurales en Álava: Zalduondo, Okariz, Santa Cruz de Campezo y Salcedo. Y los recientemente recuperados del valle de Kuartango y los pueblos de Ilarduia-Egino-Andoin (Asparrena).

Antaño, la mayoría de los pueblos alaveses gozaban de una festividad en el mes de febrero que ponía colorido y música a sus austeras vidas. No era un espectáculo para ser contemplado, sino vivido, un acontecimiento donde todos lo vivían con gran ilusión, sobre todo los jóvenes, que eran los actores principales de la misma.

Como vestimenta se utilizaban vestidos viejos, sacos, pieles, sobrecamas y capotes de los pastores. Los más valientes desafiaban el frío, saliendo desnudos de cintura para arriba y pintados de negro. En la cabeza portaban gorros de paja o de lana, pasamontañas y el rostro lo encubrían con máscaras, mantillas, medias o pintura. Lo principal era que nadie les reconociese.

 

Carnavales rurales en Álava

 

En las manos llevaban diversos elementos como: vejigas de cerdo hinchadas (“putxikas”), palos largos, trallas de gatos o yeguas, escobas, porras de pastor o varas de avellano. Con ello perseguían a los niños de la localidad. También era común que portasen diversos instrumentos con los que producir un fuerte ruido: carracas, matracas, almireces, cascabeles y además emitían “irrintzis” u otros gritos.

 

Carnavales rurales en Álava Carnavales rurales en Álava

 

Para recoger la comida llevaban cestos con paja para los huevos, cazuelas, cestas y alforjas. Con frecuencia nos encontramos a un personaje principal: Markitos (Zalduondo), Hombre de Paja (Ilarduia-Egino-Andoin), Porretero (Salcedo), Toribio (Santa Cruz de Campezo), etc. También vemos a otros personajes habituales; uno de ellos es la Vieja. En algunos lugares era ella la protagonista de la fiesta a la que se le quemaba.

 

Carnavales rurales en Álava

 

Los jóvenes que hacían de bueyes arrastraban un carro que transportaban las aulagas para el fuego de la plaza. En diversos lugares, tres jóvenes representaban a la autoridad local y salían disfrazados con sus peculiares capas y marchaban al final de la comitiva carnavalesca.

 

Carnavales rurales en Álava

 

Al paso de la comitiva carnavalesca, los disfrazados podían arrojar o manchar con diversos elementos: ceniza, harina, agua… Acudir a este festejo bien vestido, no era precisamente buena idea. En muchos casos se representaban situaciones reales de forma jocosa: un embarazo problemático, una relación no aceptada (un viejo casado con una joven), un defecto conocido (bebedor, usurero), un enfrentamiento entre vecinos, etc.

 

 

Carnaval rural de Agurain

 

Carnavales rurales en Álava

 

Algunas localidades, por su mayor tamaño y por ser la capital administrativa de una zona, se convertían en focos de atracción para los jóvenes del entorno. Uno de los más significativos fue Agurain. Los carnavales de esta villa son uno de los más importantes y espectaculares de La Llanada Alavesa.

 

Carnavales rurales en Álava

 

En estas fechas al mozo mayor de la localidad se le tenía respeto y los mozos más jóvenes hacían de alguaciles o jurados. En la mañana del lunes, desde muchos pueblos de los alrededores (al menos desde Ilarratza hasta Egino) los jóvenes acudían con sus propias carrozas.  Las carrozas se reunían en la plaza de San Juan y hacían un desfile hasta la iglesia de Santa María. El ‘Martes de Carnaval’, por la mañana, no faltaban los jóvenes a la misa.

 

Por la tarde, los jóvenes se vestían de “Porreros” (antiguamente se les denominaba “Morrokos” o “Porrokos») A los dos más fuertes se les uncía, a modo de bueyes, para ello se les ponía el yugo sobre los hombros y tras ellos, llevaban un carro. Según cuentan, en algún tiempo salía el “Porrero” con un pellejo de vino hinchado a la espalda, sobre un saco de tela doblado, colgando de su espalda. Le perseguían y golpeaban, hasta expulsarlo de la villa.

 

Carnavales rurales en Álava Carnavales rurales en Álava Carnavales rurales en Álava

 

 

 

Ver más
24-01-2022
Cascadas de Álava
Cascadas de Álava

Álava es naturaleza a cada paso que das y no se nos ocurre mejor plan que empezar el año disfrutando de las algunas de las cascadas más espectaculares del territorio histórico y del País Vasco. Rincones únicos que tras las últimas lluvias están en su máximo esplendor.

 

1. Salto del Nervión

El Salto del Nervión es la cascada más alta de la península ibérica y una de las más espectaculares de Europa. Y es que el agua cae a una altura de casi 300 metros hasta el Mirador del Nervión, un balcón suspendido sobre el cañón de Delika. Este enclave majestuoso se encuentra en territorio fronterizo entre Álava y Burgos. Pasear en este marco natural es un placer y una opción de ocio adecuada para hacer en familia.

¿Cuándo visitarlo?

El mejor momento para visitarlo es tras varios días de lluvias intensas o en época de deshielo.

¿Cómo llegar?

Hay dos opciones para observar la cascada, desde el Mirador del Nervión a través de diferentes rutas que rodean el Monte Santiago o desde el otro lado del río, desde abajo, recorriendo la Senda Verde de la localidad alavesa de Delika. Un recorrido de aproximadamente cinco kilómetros que remonta el curso del río para ofrecernos una perspectiva única.

Puedes acceder desde el norte, subiendo el puerto alavés de Orduña, o desde el sur a través del municipio burgalés de Berberana. Antes de llegar al Salto del Nervión, encontrarás los tres aparcamientos habilitados.

 

2. Cascadas de la Tobería

Esta sucesión de saltos de agua se encuentra en el término municipal de Asparrena, en las proximidades de la localidad de Andoin en la comarca de Llanada Alavesa. La Sierra de Entzia da cobijo a esta ruta fluvial sencilla y amena de aproximadamente tres kilómetros en total. La filtración del agua a través de rocas calizas y dolomías dibuja un paisaje de postal.

¿Cuándo visitarlo?

La época de lluvias es ideal para apreciar las cascadas. No obstante, se debe extremar la precaución ya que el terreno puede ser resbaladizo.

¿Cómo llegar?

El acceso a las cascadas de la Tobería se realiza desde la plaza mayor de la localidad de Andoin, ubicada a unos 40 kilómetros de Vitoria-Gasteiz.

 

3. Cascada de Gujuli o Goiuri

La cascada de Gujuli o Goiuri se encuentra en la localidad de Gujuli en el límite del Parque Natural de Gorbea, a unos 30 kilómetros de la capital alavesa. Esta cascada se forma por las aguas de los arroyos Jaundi y Basabe que confluyen en el río Oiardo, creando un salto de agua que se precipita 100 metros. Uno de los más importantes y espectaculares de Álava.

Cuenta la leyenda que el hechizo de una lamia -ser mitológico del folklore vasco similar a una ninfa, pero representada con pies de pato- convirtió a un pastor llamado “Urjauzi” -cascada en euskera- en un salto de agua como escarmiento por haberle robado su espejo mágico. Sin duda, un castigo de una belleza única.

¿Cuándo visitarlo?

Durante la primavera y el otoño y en temporada de lluvias o de deshielo.

¿Cómo llegar?

Puedes llegar a la localidad de Gojuli desde el alto de Altube por Izarra siguiendo la carretera de Orduña. Una vez allí, tendrás un paseo de 15 minutos desde el aparcamiento hasta el mirador acondicionado para disfrutar de este colosal acantilado.

 

4. Cascada de Aguaque y del Molino de Oteo

Ambas cascadas se encuentran en la comarca de Montaña Alavesa, en el transcurso del río Sabando. Partiendo del municipio alavés de Antoñana puedes realizar un paseo sencillo mientras disfrutas de un paisaje de rosales silvestres, quejigos, escaramujos, enebros y espinos hasta llegar a estos saltos de agua.

¿Cuándo visitarlo?

Otoño, primavera y verano.

¿Cómo llegar?

Ambas rutas se pueden iniciar desde el núcleo urbano de Antoñana, municipio de Campezo. En el caso de la cascada del Molino de Oteo también puedes llegar en coche, pero si realizas la caminata, te encantará.

 

5. Cascadas de las Herrerías

La cascada de las Herrerías se encuentra en la ruta del agua de Berganzo, un sendero que sigue el curso del río Inglares. Una caminata circular de 10 kilómetros entre bosques centenarios, cascadas, pequeños rápidos y pozas de un agua color turquesa. Y es que las aguas del Inglares descienden desde Peñacerrada hasta Berganzo salvando un desnivel de 200 metros en menos de 5 km. Una de las rutas más bonitas de Álava y el País Vasco.

¿Cuándo visitarlo?

Otoño, primavera e incluso para darte un chapuzón en verano.

¿Cómo llegar?

La ruta del agua de Berganzo comienza y termina en el municipio de Berganzo, concejo de la villa de Zambrana perteneciente a la Cuadrilla de Añana, a unos 40 kilómetros de Vitoria-Gasteiz. Allí, encontrarás un aparcamiento donde poder dejar el coche tranquilamente.

Ver más

que tipo de viaje

 

 

Explora tus intereses en Álava

No hay dos viajeros iguales. Unos buscan naturaleza, otros festivales… Sea lo que sea lo que te interese, descubre tu plan perfecto.

 

VER TODOS LOS PLANES
Planes en la naturaleza

NATURALEZA

 

Planes culturales y tradiciones en Álava

CULTURA

 

Festivales en Álava

FESTIVALES

 

Planes de museos en ÁLava

MUSEOS

 

Ir de compras en Álava

COMPRAS

 

Conde comer en álava

GASTRONOMÍA

 

Rutas de senderismo en Álava

SENDERISMO

 

Patrimonio cultural en Álava

PATRIMONIO